Sobre esta página

En la presente selección de textos se encuentran bosquejados años de vida, en los cuales lo único que jamás me ha abandonado ha sido la inquietud poética. Las temáticas son variadas, pasando desde problemas hondamente cotidianos, para luego adentrarse en ciertas intuiciones filosóficas que han sido garabateadas en algunos versos. Su participación como lectores es de altísima importancia, puesto que ustedes son, al final de cuentas, quienes me ayudarán a configurar los libros que, a partir de este espacio en la red , proyecto para el futuro.
Bienvenidos
Mauricio Mena Iturriaga

lunes, 22 de abril de 2013

Fotograma 20




Puedo publicar por facebook las fotos más tristes esta noche
publicar, por ejemplo: tu hermana estando en cana,
y vomitan, azules, tus padres en el suelo.

Tu hermano Sergio se cree Laura.

Puedo publicar por facebook las fotos más tristes esta noche.
Ya lo he hecho, a veces usted también lo hizo.

En portales como estos publiqué tanto pastelazo.
Fotografié tantas veces a los jugosos amigos.

Ella no quiere, pero la cámara es mía.
¿Cómo no fotografiar sus momentos indignos?

Puedo publicar por facebook las fotos más tristes esta noche.
Pensar lo fotografiado a la luz de lo perdido.

Retratar la imbecilidad inmensa que es propia de ella.
El flash no hace la foto, le digo.

Qué importa que su jefe llegara a mirarlas.
La foto está tomada y la tengo conmigo.

Eso es todo. Ya está fotografiada. Está hecho.
Mi alma se raja recordando lo visto.

Como para asesinar al tiempo en la cámara
la tengo retratada y ella no está ya consigo.

La misma aplicación que hace blanquear los ojos.
Nosotros, los guatones, hasta nos vemos bonitos.

Digital es mi cámara, digital y sin mayor brillo.
Es tan penca el zoom y la batería no es de litio.
Ya no todo retrato, es cierto, pero cuánto me río.
Mi lente buscaba lo absurdo en el obrar del vecino.

Porque una noche como esta retraté a tanto weón pillo,
mi ojo no se contenta con que las pilas se hayan vencido.

Aunque esta sea la última foto idiota que divulgue
y absurdas sean estas palabras de un fotógrafo reprimido.

No hay comentarios.: